google-site-verification=-4-FGpY2bX4vcdHct7tQeiXtNrB-vr1HML254vMTWcE
Seleccionar página

Benzodiacepinas. ¿Qué son y qué usos y consecuencias tienen?

Vida Nova

El tratamiento con benzodiacepinas es un procedimiento útil para diversos trastornos. Su uso también tiene riesgos, debe de estar siempre supervisado por profesionales de la salud mental.

Las benzodiacepinas son fármacos que surgieron a mediados del siglo pasado. Han supuesto una forma común para el tratamiento de diferentes trastornos mentales como, por ejemplo, los trastornos de ansiedad. Las nuevas generaciones de estos fármacos han mejorado mucho, pero, de todos modos, siguen siendo hipnóticos y adictivos.
Los trastornos de ansiedad o depresión pueden ser largos y en ocasiones difíciles de tratar, es por esto que el uso de los psicofármacos se ha extendido a nivel mundial. La necesidad de encontrar una solución al problema muchas veces es imperiosa. Su eficacia a corto plazo es elevada, ya que permite encontrar un alivio rápido al problema, aunque no siempre una solución definitiva.
Lee detenidamente este post y aprende todo lo que necesitas saber sobre las benzodiacepinas y los riesgos que existen con ellas gracias a Centros Vida Nova.

 

¿Qué tipo de fármacos son las benzodiacepinas?

El término técnico de benzodiacepinas es posible que no sea ampliamente conocido. Pero si nombramos las marcas Orfidal, Lorazepam, Lexatin o Valium, probablemente sean más conocidos

• Las benzodiacepinas son sedantes del sistema nervioso central.
• Son psicotrópicos que nos relajan, actúan de anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.
• Aumentan el efecto de una sustancia química cerebral llamada GABA.
• El GABA tiene la función de relajar y reducir la actividad de las neuronas.

benzodiacepinas

Las benzodiacepinas surgieron a mediados del siglo pasado para sustituir a los barbitúricos. Desde su lanzamiento como Valium, se han convertido en los psicofármacos de prescripción más consumidas de la historia.

Usos de las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas se usan como tratamiento de diversos trastornos:
• Trastornos de pánico o de ansiedad generalizada.
• Insomnio.
• Abstinencia alcohólica.
• Epilepsia.
• Trastornos afectivos.
• Tratamiento de la esquizofrenia
• Para aliviar el dolor quirúrgico.
• Mediar en la desintoxicación de ciertas drogas.
Estos medicamentos son siempre recetados bajo prescripción médica y su uso prolongado tiene multitud de efectos adversos:

Efectos asociados a las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas nos ofrecen un alivio casi inmediato de la sintomatología. Pueden aliviar la ansiedad, producir sensación de felicidad y descanso. Pero todo esto conlleva un precio y el principal de todos es la dependencia que se genera a los mismos.
• Somnolencia.
• Mareos.
• Confusión.
• Falta de equilibrio (sobre todo en las personas mayores).
• Trastornos del habla.
• Debilidad muscular.
• Estreñimiento.
• Náuseas.
• Boca seca.
• Visión borrosa.

Efectos progresivos en la memoria debidos al consumo de benzodiacepinas

El uso prolongado de estos fármacos reduce nuestra capacidad para memorizar e incorporar información nueva en nuestro cerebro. Genera problemas en nuestros procesos cognitivos.

Efectos contrarios de las benzodiacepinas

En muchas ocasiones al emplear estos psicofármacos encontramos efectos opuestos al resultado que esperábamos de ellos.
• Aumento de la ansiedad.
• Sentimientos de ira o enfado.
• Agitación.
• Sensación de melancolía.
• Despersonalización (sensación de indiferencia de su entorno).
• Depresión.
• Desrealización
• Alucinaciones.
• Pesadillas.
• Cambios de personalidad.
• Psicosis.
• Inquietud.
• Pensamientos o conductas suicidas.

El uso indiscriminado de las benzodiacepinas

Vivimos en tiempos donde la inmediatez y la velocidad de nuestras vidas nos obliga a encontrar soluciones rápidas para todo lo que nos ocurre. Es por esto, entre otros motivos, que los médicos de atención primaria suelen recetar estos fármacos de forma indiscriminada para diferentes tipos de problemas. Su utilización a nivel mundial debería de considerarse un problema, ya que solamente tendrían que ser empleados para casos extremos donde otro tipo de abordajes no hayan resultado efecto. Siempre deberían de utilizarse cuando el apoyo psicológico no sea suficiente o de forma complementaria a este, no como solución única.

Tratamiento adicciones Valencia

Nuestra labor como centro de desintoxicación es darte la mayor información posible para que tengas acceso a todo el conocimiento posible al alcance de tu mano. No podemos estar contigo para que no consumas, pero podemos explicarte todos los riesgos que conlleva hacerlo.

En Centros Vidanova estamos comprometidos con la educación, enseñanza y recuperación de las personas con trastornos adictivas. Hacer crecer internamente a las personas para que abandones sus adicciones, consigan la mejoría personal desde el autocovencimiento del bienestar que están consiguiendo y sustituyendo sus hábitos destructivos por otros saludables.

En nuestro centro de día y centro de estancia, nuestros alumnos pueden aprender este proceso y conseguir la recuperación. A través del Método Minnesota, las personas que acuden a nosotros aprenden a vivir sin sus malos hábitos. Somos un Centro de Atención de Trastornos Adictivos y tenemos una importancia como centro de desintoxicación en Valencia. No dejes pasar la oportunidad de conseguir la ayuda que necesitas.

Tenemos en nuestro equipo a psicólogos expertos en adicciones y la experiencia de otras personas que han pasado por el mismo proceso que conocen perfectamente la situación de aquellos que vienen solicitando ayudas y las de sus familias.