Adicción a los medicamentos

 

La ingesta de fármacos recetados bajo supervisión médica puede acabar derivando en un problema real de adicción y pérdida de autocontrol.

La adicción a medicamentos es un tipo de comportamiento que puede aparecer al estar tomando algún tipo de fármaco concreto prescrito por un profesional. Se vuelve un problema cuando la ingesta de los mismos se vuelve descontrolada y se pierde el sentido inicial de la toma del mismo. Puede volverse crónico, obsesivo y desmesurado y es un problema real del mismo modo que el consumo de sustancias ilegales.

 

Según el informe de la OEDA (Observatorio Español sobre Droga y Adicciones), los medicamentos más consumidos de forma adictiva son los hipnosedantes, los opiodes y los estimulantes.

  • Hipnosedantes: Son los que provocan somnolencia y efectos sedantes. Se utilizan para tratar trastornos en el sueño o por padecer ansiedad. El más común es el Diazepan y su consumo está más extendido entre mujeres que hombres. Al ser un medicamento común, la ingesta del mismo sin haber sido recetado, para experimentar se encuentra en una edad cercana a los 14 años, por lo que se iguala a otras como el alcohol o las drogas.
  • Opioides: Son los que se recetan para tratar dolores musculares, principalmente. Al conseguirse un efecto relajante en el cuerpo, la sensación de bienestar es grande, por lo que se puede empezar a tener un abuso del mismo sin tener consciencia.
  • Estimulantes: Se prescriben en situaciones de depresión o desequilibrio mental (como por ejemplo el estrés). Se consigue un estado de euforia que se perpetúa durante el efecto del medicamento, situación similar que se consigue con otras drogas ilegales con las que se experimenta un estado de euforia.

 

Como el resto de drogas, se estima que el primer contacto con los medicamentos de forma desmesurada se hace alrededor de los 14 años, en especial los hipnosedantes. El acceso a este tipo de medicamentos es fácil, por lo que es necesario tener un control de los mismos si su presencia en los hogares es continuada.

También hay que tener en cuenta que existen otros factores de riesgo para iniciar este tipo de consumo que se iguala al resto de sustancias, como puede ser la presión social del grupo, la falta de información o componentes mentales que pueden predisponer al consumo desmesurado.

 

¿Cómo detectar si una persona es adicta a los medicamentos?

 

 

Existen diferentes indicativos para detectar que una persona es adicta a los medicamentos:

  • Aumentar la dosis del fármaco
  • Exagerar los síntomas para que el especialista recete una cantidad mayor
  • Intentar conseguir el medicamento en distintas farmacias sin receta
  • Experimentar cambios de humor en torno al consumo o no del medicamento
  • Renunciar a cualquier tipo de conversación en torno a la adicción a las drogas

 

¿Cómo prevenir la adicción a medicamentos?

 

Con unos sencillos comportamientos y haciendo un uso responsable de los mismos se puede prevenir este tipo de adicción:

  • Toma la cantidad recomendada por el especialista durante el tiempo indicado
  • Deshazte de los medicamentos de forma correcta si has acabado el tratamiento para no acumularlos en tu hogar
  • Sé consciente de los problemas que puede acarrear una adicción, independientemente de la sustancia
  • Evita visitar sitios web en los que te puedan proporcionar medicamentos sin receta y de forma desmesurada

 

La adicción a los medicamentos es un problema real y su aceptación es necesaria para pedir ayuda y aceptar la solución. No renuncies a tu vida y libérate de tus adicciones.