google-site-verification=-4-FGpY2bX4vcdHct7tQeiXtNrB-vr1HML254vMTWcE
Seleccionar página

La adicción al tabaco

Vida Nova

La adicción al tabaco

La adicción al tabaco es una enfermedad real en la sociedad. Desde 1988 el ministerio de salud de los Estados Unidos clasificó a la nicotina como una sustancia adictiva. Los cigarrillos, desde hace muchos años, han sido aceptados y normalizados como un producto de consumo cualquiera durante gran parte del siglo XX (1900-2000).

Películas, políticos, cantantes, incluso en lugares de trabajo o comidas, cuanto más atrás avanzamos en el tiempo, más exagerado es el uso del tabaco en el día a día de sus consumidores. Y es que, con las campañas publicitarias y el poco conocimiento sanitario que se le daba al tabaco, esta adicción era algo normal y cotidiano.

Hoy en día y gracias al esfuerzo por parte de las entidades sanitarias, se conoce lo perjudicial que es para nuestra salud y la de las personas que nos rodean.

Cómo me afecta un cigarrillo

Cada vez que se inhala de un cigarro, un fumador consume entre 1 y 2 mg de nicotina. Esta, va directa al cerebro en tan sólo 10 segundos.
Su consumo genera 3 tipos de dependencia, Física,  psicológica y social.

La dependencia física es la que nos provoca directamente la nicotina, es la responsable del síndrome de abstinencia cuando se corta su consumo.
En el ámbito psicológico, el hecho de fumar se convierte en un complemento de muchas acciones y situaciones cotidianas: acompañar el café, después de comer o desayunar, al tomar un descanso…

Como dependencia social, el hecho de fumar se suele hacer también en grupo, en reuniones de amigos y muchas veces entre adolescentes como un significado de rebeldía y/o madurez.
El síndrome de abstinencia de la falta de nicotina provoca irritabilidad, somnolencia, fatiga, falta de concentración, trastornos del sueño, aumento de peso y urgencia por fumar de nuevo.
Gran parte de todos estos síntomas, se maximizan entre uno y dos días después del último cigarrillo y disminuye lentamente en las próximas semanas.

Y no sólo eso, la repercusión que puede llegar a tener en nuestros pulmones y respiración nos puede costar la vida.

Querer es poder

Uno de los factores más importantes en el tratamiento de la adicción, es la propia fuerza de voluntad. El convencimiento de uno mismo a la hora tener claro que queremos apartar de nuestra vida este mal hábito, es una parte clave del proceso.

Desde Vidanova te animamos a tomar la iniciativa, nosotros estaremos contigo durante todo el proceso para ayudarte y acompañarte hacía tus metas.